Headline news

Tóxicos en nuestro entorno

Friday 28 March 2014

Vivimos rodeados de productos químicos tóxicos. Los podemos encontrar en la mayoría de cocinas, baños, habitaciones, despachos, ciudad, campo, comida, medicamentos, etc. Afortunadamente el organismo posee mecanismos de desintoxicación que nos permiten continuar con nuestra vida a pesar de estas agresiones. Pero la vía de desintoxicación en ciertos individuos (personas o animales) se encuentra perturbada, lo cual conlleva una acumulación de tóxicos en el organismo y la aparición de las más graves enfermedades. ¿Entonces, cómo evitar en la medida de lo posible estos productos?

Los tóxicos más importantes son los metales pesados (mercurio, plomo y cadmio), ya que al contrario que todos los otros metales los cuales tienen efectos benéficos a dosis muy bajas, los seres vivos no pueden metabolizarlos, y por lo tanto, se deben eliminar completamente. (1)
Por supuesto las intoxicaciones agudas tienen efectos nefastos sobre la salud, pero son fácilmente detectables, se acude al hospital en seguida, y como se conoce la causa, se puede hacer una desintoxicación siguiendo protocolos de desintoxicación aguda por metales pesados. Pero las intoxicaciones a dosis pequeñas, silenciosas, causan enfermedades crónicas y cánceres sin que se sepa nunca la causa ni el remedio, y la substancia es muy difícil de extraer del cuerpo, ya que se ha depositado en los diferentes tejidos: cerebro, tiroides, hígado, huesos, etc. 
Otro de los productos que pueden ser más nocivos en algunos lugares es el agua, debido al hecho de que se consume en gran cantidad y normalmente se confía en que el tratamiento de depuración habrá eliminado todos los contaminantes. Pero por desgracia no es así. En ciudades de Suiza como Berna, se ha encontrado en el agua gérmenes aerobios mesófilos, trazas de pesticidas y benzotriazol, una substancia anticorrosiva (2). Así que uno puede imaginar lo que deberá contener el agua de ciudades mucho mayores en países mucho más contaminados que Suiza: restos de medicamentos, metales pesados, pesticidas, perturbadores endocrinianos, …
La normativa europea “REACH” obliga a las industrias a demostrar la inocuidad de sus productos químicos. 30.000 substancias de las 100.000 identificadas serán testadas en los próximos 10 años, lo cual significa que en los próximos 30 años todavía no se conocerá la posible toxicidad de las 100.000, sin contar las nuevas que aparecerán, o las substancias que no deberán someterse al test debido a que su producción es muy pequeña, o a la dudosa imparcialidad de los resultados…  (3)
En todo caso, si se sospecha una intoxicación crónica, se pueden realizar ciertos análisis para confirmarlo. También se puede analizar el agua doméstica e incluso del aire.
Las enfermedades que pueden causar los tóxicos en general son de todo tipo:
  • Enfermedades neurológicas: capacidad intelectual reducida, transtorno general del desarrollo, autismo, hiperactividad, dislexia, dispraxia, alzheimer, parkinson, epilepsia, esquizofrenia, memoria, desórdenes del comportamiento, …
  • Enfermedades cardiovasculares: infarto, accidente vascular cerebral (AVC), hipotensión, hipertensión, arritmias, arterioesclerosis, …
  • Enfermedades auto-inmunes: esclerosis en placa, esclerosis lateral amiotrófica, lupus, síndrome de Guillain-Barré, tiroiditis de Hashimoto, diabetes tipo 1,
  • Enfermedades hormonales: pubertad precoz, esterilidad, síndrome premenstrual, cáncer de mama, …
  • MCS (Sensibilidad Química Múltiple)
  • Cáncer
Numerosos estudios prueban la relación entre ciertos tóxicos con ciertas enfermedades, como por ejemplo:
  • Plásticos (BPA, ftalatos): perturbador endocrino (infertilidad, cáncer de mama, etc)
  • Pesticidas, insecticidas, fulmigación: MCS
  • Aluminio: Alzheimer, miofascitis macrofágica
  • Mercurio (amalgamas, vacunas, etc): cáncer, autismo, parkinson, esclerosis múltiple (vacuna hepatitis B)
  • Colorantes: hiperactividad
  • Electromagnetismo: sensibilidad electromagnética
Acrónimos utilizados:

APFO ou C-8: ácide perfluoro octanico
PFTE: polifluortetraétileno
BPA: bisfenol A
BFR: Retardante de llama bromado, agentes ignífugos bromados
PVC: polyvinyl chloride

A continuación algunos de los productos tóxicos que se encuentran más frecuentemente en nuestro entorno.

Cocina:
  
Producto Substancia tóxica
Latas de conserva, tuppers de plástico, plástico de los envases transferencia a los alimentos: BPA / ftalatos (plástico) / plomo / cadmio
Utensilios en Teflon transferencia a los alimentos: APFO
Utensilios en aluminio, papel de aluminio (“papel de plata”) transferencia a los alimentos: aluminio
detergentes para la vajilla formaldehído (trazas en la vajilla)
Microondas microondas que se emanan / alteración de las proteinas
tazas de té de cartón, plástico, etc transferencia al té: cloro (cartón), BPA (plástico)
productos de limpieza glycol ethers
Alkylphenol ethoxylatos
Ethanolaminas
Fragrancias
Quaternary ammonium
  
Baño:
 
Producto Substancia tóxica
Cortinas de ducha vapores : PVC / ftalatos / plomo / cadmio
Cosméticos, jabones, perfumes, tinte para el pelo,  pinta-uñas, desodorantes ftalatos, parabenos, sodium-laureth-sulfato, propyleno glycol, formaldehído, squaleno,mercurio, triclosan, BHA, fragancias, oxybenzone.
Desodorantes aluminio
 
  
Habitaciones, sala de estar, despacho:
 
Producto Substancia tóxica
Ordenadores, portátiles, teléfonos móbiles, televisor, electromagnetismo / entorno: BFR
 
  
Edificios:
 
Producto Substancia tóxica
Pinturas y barnices vapores: APFO / plomo / cadmio / arsénico / formaldehído
Bombillas de baja consumo, fluorescentes vapores si se rompen: mercurio
Suelo en vinilo vapores: ftalatos, plomo
Moquetas, alfombras, cortinas, colchón vapores: APFO, BFR, formaldehído
Pilas, baterías entorno: mercurio / plomo /arsénico
Madera interior (muebles) vapores: formaldehído / organoclorados (hasta 1980)
Madera exterior contaminación del agua subterránea: sales CCA (arsénico)
Fulmigación formaldehído (vapores) / organoclorados
Insecticidas aerosol pyretrinoides
Papel de pared vapores: plomo / cadmio / ftalatos
 
  
Entorno ciudad:
 
Producto Substancia tóxica
Gas de los medios de transporte plomo (hasta 1971) / cadmio
Partículas de neumáticos cadmio
Gasolina (sin plomo y diésel) benzeno (vapores) / nanopartículas
Incineradoras, crematorios mercurio, dioxinas mercurio, dioxinas
Aeropuertos queroseno, acústica
 
 
Campo:
 
Producto Substancia tóxica
Fertilizantes mercurio / cadmio
Pesticidas, insecticidas cadmio / mercurio / arsénico (hasta 1940)
 
  
Comida:
 
Producto Substancia tóxica
Productos “lights” Aspartamo
Caramelos, etc Colorantes (E102-E155)
Restaurantes chinos, sopas de sobre, cubos para el caldo Glutamato (E620-625)
Charcutería E230, E251, E252, cadmio
Fruta y verdura Pesticidas, insecticidas: cadmio / mercurio / arsénico (hasta 1940)
Carne, leche Hormonas, antibióticos
Pescado azul grande (atún, salmón, pez espada, tiburón), marisco mercurio
Margarinas Aceites hidrogenados
Cereales (sobretodo soja y maíz) OGM
Agua del grifo plomo (casas antiguas), níquel, pesticidas, restos de medicamentos
Envases de plástico, latas de conservas, biberones BPA, antimonio, urano, acetaldehído, cadmio
Barbacoa madera tratada con arsénico, insecticidas, etc.
 
  
Neoformados en la comida:
 
Producto Substancia tóxica
patatas chips, fritas, café (torrefacción), crosta del pán y galletas, cereales del desayuno, carne quemada acrilamidas
salmón ahumado, carnes ahumadas, embutidos HAP (Hidrocarburos Aromáticos Policíclicos)
alimentos que han sufrido un tratamiento térmico en un paquete hermético: café y alimentos en potes para bebés furano
 
  
Escuela, juguetes y otros productos infantiles:
 
Producto Substancia tóxica
Rotuladores (según la marca), pegamento disolventes (tricloroetano, tolueno, xyleno), metales pesados, aldehídos, fenoles, clorados, anilina
bisuteria cadmio
juguetes de plástico (PVC) BPA / ftalatos / plomo / cadmio
maquillage plomo,níquel,cobalto, cromo
 
  
Medicamentos:
 
Producto Substancia tóxica
Anti-acidez aluminio
Vacunas mercurio / aluminio / escualeno / polisorbato / antibioticos / formaldehído / gelatina/ contaminación vírica, etc
Amalgamas mercurio
Colirios mercurio
Aceites esenciales formaldehído (vapores)
 
 
Otros:
 
Producto Substancia tóxica
Ropa formaldehído (vapores)
desodorantes, aerosoles, velas, difusores eléctricos, aceites esenciales, incienso, perfumes para la colada formaldehído (vapores)/ benzeno
quitagrasa de piezas metálicas, limpieza en seco, decapantes de pinturas disolventes orgánicos (clorados)
tabaco nicotina, monóxido de carbono, benzeno, formaldehído, cianido de hidrógeno, cadmio, arsénico, ácido cianhídrico, mercurio, DDT, metanol, polonio 210, tolueno, ácido fórmico, nítrico y clorhídrico, etc, etc…
olor de coche nuevo formaldehído (vapores) / cloruro de vinilo
 
 

Recomendaciones para reducir la exposición:

1.- Ventilar la casa frecuentemente.
2.- Evitar las temperaturas demasiado altas o demasiado húmedas en los espacios cerrados (coches, casa, etc).
3.- Privilegiar los productos de madera con la etiqueta libre de formaldehído.
4.- Lavar la ropa, sábanas, manteles, etc. cuando son nuevos, antes de utilizarlos.
5.- Evitar los sitios con humo de tabaco o cualquier tipo de humo.
6.- Escoger pinturas y barnices, etc., con un contenido bajo de compuestos volátiles. Utilizar máscaras para pintar.
7.- Evitar todo producto que desprende fuertes olores, incluso si huelen bien (aceites esenciales, perfume, desordorantes, cosméticos…) y evidentemente, las malas olores (gasolina, pinturas, pegamento, etc).
8.- Comprar productos ecológicos y evitar las cazuelas y las sartenes en Teflón y aluminio.
9.- Utilizar recipientes de cristal para la comida y líquidos si es posible, evitar el plástico, cartón, papel de plata (aluminio), latas de conserva, etc.
10.- Evitar la comida demasiado tostada o ahumada
11.- Aclarar bien la vajilla después que ha salido del lava-vajillas.
12.- Minimizar los productos de higiene y de limpieza: el agua es la mejor amiga. Se puede añadir limón, vinagre o bicarbonato de sodio para limpiar la casa.
13.- Filtrar el agua del grifo. El filtro de osmosis inversa es el que parece purificar mejor.
14.- Evitar las piscinas con cloro.
15.- Limpiar del horno los restos de grasa y otros alimentos para evitar que haga humo, ya que sino los alimentos van a quedar ahumados, lo que conlleva tóxicos HAP.

Para conocer más sobre el tema recomiendo:

(1) “Les effets du Mercure sur notre Santé”, Bernard Windham.
(2) “L’eau est le miroir du monde où nous vivons”, Bon à savoir, mai 2011
(3) “Purifiez votre eau de table”, Nadette & Richard Haas
(4) Environmental Working Group, http://www.ewg.org/consumer-guides
(5) Maurice Rabache, “Toxiques alimentaires”, Libra
(6) Dr. Claudia Miller's QEESI Questionnaire, http://www.chemicalsensitivityfoundation.org/chemical-sensitivity-questionnaire.htm
(7) “La composition des vaccins”, Dr-Jean-PILETTE
(8) Association Toxicologie Chimie, http://www.atctoxicologie.fr/


More about: toxicos
Comments
Your email will not be disclosed anywhere
Antispam Control


Latest News